…las perreras y los ‘URGENTE QUE SACRIFICAN’

Mosquetero 1[1]

Muchos son los correos que circulan por internet pidiendo urgente ayuda para perros que estando en perreras van a ser sacrificados, en algunos casos es verdad porque muchas perreras y servicios de recogida de animales tienen plazos que varían entre 10 y 20 días desde que un perro es recogido hasta que es sacrificado. En otros casos los sacrificios son acordes a las necesidades de la perrera, así los enfermos y viejos, son sacrificados en cuanto los recogen o al poco tiempo, otros pasan mucho tiempo encerrados y algunos salen en adopción.
Esta es una situación complicada de resolver, porque, por un lado, las ONG que buscan adoptantes y promueven el no abandono, no tienen capacidad suficiente para salvar a tal cantidad de perros que luego de ser abandonados por sus dueños serán, posiblemente sacrificados en la perrera que ha cobrado por recibirlos o por recogerlos de la calle.
Por otro lado, no es la función de las ONG hacer este trabajo que corresponde a los ayuntamientos.
Si las perreras estuvieran gestionadas de manera que se promovieran las adopciones y se hicieran campañas de concientización ciudadana contra el abandono y la tenencia responsable de los perros en España, así como un control de chip, cartillas y situación de perros de compañía, de caza y de trabajo, no se saturarían.
Las ONG están luchando contra una corriente que no para, de abandono y maltrato, sin poder avanzar a penas nada.
Creo que las ONG que rescatan, cuidan y buscan adoptantes para los perros abandonados, deberían ocuparse sólo de casos puntuales, donde realmente hay problemas con la tenencia de animales, como puede ser la muerte de una persona que deja a sus perros solos, o algún tipo de situación problemática donde se haga necesario rescatar o recoger a algunos perros y buscarles otra familia. Pero estar sacando perros de las perreras, que han sido contratadas por los ayuntamientos para que cumplan una función que, normalmente, cumplen de una manera que deja mucho que desear respecto a los derechos de los animales, no es algo que debería ser función de las asociaciones.
Sin bien es cierto que algunas perreras municipales están siendo regenteadas por asociaciones pro defensa de los derechos de los animales, son muy pocas y reciben muy poco dinero de dichos ayuntamientos y muchísimas exigencias por parte de los mismos.
Si algunas perreras, cumplen con su función de recogida, pero en absoluto con su función de difusión y búsqueda de adoptantes, además de tener un servicio impúdico, caro y que deja mucho que desear respecto a la limpieza y situación en la que se encuentran los perros en dicho sitio, los ayuntamientos y la guardia civil con su división del Seprona , debería intervenir, y terminar con situaciones dantescas donde algunas personas lloran y gritan que salven a un perro determinado, cuando muchos sabemos que la mayoría de los perros que allí entran morirán.
Quiero deciros con esto, a las personas de buena voluntad que queréis ayudar a los animales, que hay que ganarle la partida a las perreras, hay que sacar a los perros de la calle antes de que lleguen a ellas, y hay muchas maneras de hacerlo, recogiéndolos es una, la más complicada, cara y difícil, pero es a corto plazo y se salvan perros uno a uno, muchos terminarán en las perreras indefectiblemente y/o muertos.
Las otras maneras pasan todas por la educación social, las campañas antiabandono, la toma de conciencia sobre la tenencia de animales, la esterilización de los perros como medida para evitar camadas no deseadas y contra los problemas que provoca una hembra en celo o un macho necesitado de hembra durante años.
Todo está por hacerse, nadie sabe nada de lo que sucede dentro de las perreras, y la mayoría de las personas no quiere enterarse, debemos hacer todo lo posible para que la sociedad se entere de cuál es la situación de los perros en España, no pienso callarme.
No se trata de una perrera en particular, hay muchas que ofrecen un dantesco espectáculo de suciedad y muerte; se trata de una reacción social que se ha hecho natural frente al abuso, el maltrato, el abandono y la muerte de los perros en España y esa reacción es que se mira hacia otro lado.
Si queréis hacer algo al respecto, si queréis salvar a esos animales de muchas infames perreras, debéis hacer todo lo posible para que la sociedad deje de ‘mirar hacia otro lado’.

Leave a Reply